Seguir vía RSS

Escribe tu eMail

Cómo conservar los dibus

Laura Minimalia

No sé si dibujáis o no, pero seguro que hay algún niño en vuestra vida. Y si hay un niño, seguro que alguna vez os ha regalado un dibujo. O tal vez hay un adulto que ha empezado a dibujar, como mi suegro, que acaba de jubilarse y ahora le está dando al lápiz. Para mí los dibus son como pequeños tesoros que hay que conservar, sobre todo cuando son de nuestros hijos, familia o amigos, y especialmente cuando son un regalo. Podemos guardarlos en una carpeta o (mejor aún enmarcarlos). ¡Pero sólo por ello no evitaremos que el paso del tiempo pueda estropearlos! A mí misma me ha pasado y ¡qué rabia da! Así que vamos a ver qué podemos hacer para conservar los dibus de niños y mayores :)

Regla número 1: los dibus separados
No pongáis unos dibujos encima de otros, o en el mismo separador de carpeta. Lo más seguro es que con el tiempo manchen la parte de atrás del otro dibujo y eso, además de quedar muy feo, significa que está habiendo una "transferencia" del dibujo al papel del otro. Para mantener los dibus limpios lo mejor es guardarlos separados, de lo contrario se mancharán de lápiz, virutas de goma, de otros colores etc. Si queremos tenerlos en la misma carpeta una buena forma de separarlos es envolverlos en papel de seda para protegerlos, por ejemplo.

Para fijar los dibujos de lápiz, carboncillo y pastel: laca
Sí, sí, laca. Laca del pelo. Seguro que tienes algún bote en casa, aunque no la uses nunca. Pues es una solución perfecta para fijar los dibujos de lápiz y carboncillo que, como sabemos, se difuminan casi con la mirada :) Lo único que hay que hacer es vaporizar la laca sobre el dibujo, a una distancia prudencial, eso sí (sobre todo si el dibu está en un papel normal, de bajo gramaje). Luego se deja secar bien y ¡listo! En el mercado existen por supuesto fijadores y barnices profesionales, pero este truco es sencillo y funcional.


Dibujos a rotulador y tinta.
El rotulador en sí mismo se conserva muy bien y no es necesario hacer nada especial. Y lo mismo ocurre con la tinta. Quizás con el tiempo pierden un poco de intensidad en el color, pero nada más. También podemos vaporizar sobre ellos laca para que forme una fina película protectora, pero con sumo cuidado ya que si humecedemos el dibujo demasiado  podría correrse la tinta.



Dibujos con acuarelas y témperas
Las témperas y acuarelas como sabéis se disuelven con agua. Así que salvo que vayan a estar expuestas a condiciones de extrema humedad (y no deberían) no es necesario barnizarlas. Yo no suelo hacerlo; de hecho creo que sólo lo hice una vez. Además los barnices de acuarela pueden afectar a los colores. Así que la mejor forma de protegerlas es en una carpetita (muy importante aislarlas de otros dibus que puedan mancharla) o, mejor aún, enmarcarlas :)



Dibujos con ceras Manley
Cuando era pequeña me encantaba hacer dibujos con estas ceras. Aunque acababa poniéndolo todo perdido :) Yo no suelo barnizarlos, aunque los dibus hechos con ceras blandas suelen manchar. Además, existen varios barnices especiales para estas ceras y no son caros (por ejemplo, el de la propia marca Manley cuesta poco más de tres euros). Si no los uso es porque suelen dejar un acabado más bien brillante y yo soy más de acabados mates :) La opción casera es, una vez más, tirar de laca.


Dibujos con óleos y acrlícos
Si tenéis cerca algún artista que os regala óleos y /o acrílicos, ¡genial! Estos productos son muy resistentes y durables en el tiempo; no hay por qué hacer nada. Por supuesto existen diferentes barnices y productos para darles acabados diferentes, pero mejor dejarlo a criterio del artista :)

Laura Minimalia / The creative mind

Soy Laura Minimalia, amante del café, los animales, las cosas bonitas, la ilustración... y, entre otras cosas, la cabecita que está detrás de Dibucos. Gracias por tu visita :)

0 comentarios:

Publicar un comentario