Seguir vía RSS

Escribe tu eMail
Planta una sonrisa en tu hogar
Este cactus no pincha y no necesita mantenimiento...
¡pero promete alegrar cualquier rincón!
Dibu retratos family, friends... y mascotas
La forma más divertida de retratar a quienes te importan: caricaturas de tu familia, amigos y mascotas :)
Imanes pizarra para nevera
Sonrisas en tu cocina para planificar menús y no olvidar nada
El secreto para un día genial: organización.
Consigue gratis el imprimible
Un día genial, plantilla infalible para tenerlo todo controlado

Dibu calendario imprimible gratis para octubre

Laura Minimalia
Dibu calendario imprimible gratis para octubre

Octubre. El mes de las hojas que caen. El mes que comienza una de mis estaciones favoritas. ¿Les ponemos sonrisas a las hojas del otoño? Clic en la imagen o aquí para descargar el calendario de octubre :)

Dibu calendario imprimible gratis para septiembre

Laura Minimalia
Dibu calendario imprimible gratis para septiembre

La rueda gira... Y llega la vuelta a la normalidad. Colegio, trabajo, gimnasio, rutina... Ah, pero la rutina puede ser fantástica. Y sobre todo muy sonriente con la compañía del calendario imprimible de septiembre. No me digas que esas sonrisas no son contagiosas ;P Haz clic en la imagen o aquí para descargar el calendario de septiembre :)

Dibu calendario imprimible gratis para agosto

Laura Minimalia
Dibu calendario imprimible gratis para agosto

¿Vacaciones en agosto? Pues no puede faltar el calendario imprimible... ¡aunque sólo sea para marcar las ansiadas vacaciones! Descargalo haciendo clic sobre la imagen o pinchando aquí.

Me disperso, luego existo

Laura Minimalia
Me disperso, luego existo

Nunca me consideré una persona especialmente creativa. Ni siquiera sabía qué era eso de la creatividad. Esas palabras no se pronunciaban en mi casa, eran totalmente desconocidas para mis padres.

Hoy, cuando miro a los niños, pienso en lo importante que es la orientación y que las personas de tu alrededor sepan ver en ti esas cualidades que potenciar.

No sucedió en mi caso, aunque debo dar gracias a aquellos profesores que, al ver mis dibujos y garabatos en los cuadernos del colegio, quisieron hablar con mis padres para sugerirles que me apuntaran a clases de pintura.

Cuando empecé a pintar (académicamente hablando) yo ya pintaba. Mi madre dice que una vez leí un poema y empecé a escribir poemas. Porque me salía así. Simplemente, esas cosas estaban dentro de mi, deseando salir. Siempre ha sido así.

Pero jamás aprendí a enfocarlas. Siempre han sido un juego, un hobbie. Algo para distraerse, para perder el tiempo. Desde luego, en la educación que recibí, no se contemplaban en absoluto como una profesión o algo serio.

Han tenido que pasar muchos años (y muchos empleos) para darme cuenta de que es lo que realmente me llena. Envidio profundamente (con envidia de la sana) a aquellas personas que pueden dedicarse a experimentar, a desarrollar su creatividad artística y viven de ello.

Incluso, por un momento, yo también pensé que tal vez era posible abandonar mi carrera profesional, y centrarme en mis cuentos, mis dibujos e ilustraciones.

Pero tener un negocio (del tipo que sea) es duro y hace falta mucho foco. Muchísimo foco. Y yo no lo tengo.

Me disperso. Me disperso profundamente. Soy como una abejita picaflor... Hoy pruebo una rosa, mañana una margarita, pasado, ¿quién sabe?

Durante años, cuando alguien veía mis trabajos yo trataba de disculpar mi falta de estilo. 'Tengo personalidad artítica múltiple', suelo decir. Lo mismo hago un dibuco kawaii que una ilustración de lo más tradicional de un jarrón y a carboncillo. Al escribir me ocurre igual. Tengo una novela de humor, cuentos intimistas, historias para niños...

Todos los caminos me parecen preciosos. Me siento incapaz de elegir. Tendría que tener 5 o 6 negocios diferentes para dar salida a mis distintas inquietudes y estilos.

Durante mucho tiempo esto me ha avergozado. Me he preguntado cien veces por qué no puedo especializarme. O lo que es lo mismo: por qué no me centro en un camino.

Pero no puedo. Me disperso. Me sigo dispersando. Mis libretas, mis postit, los márgenes de los libros que leo acaban llenos de anotaciones, ideas que cruzan, como una estrella fugaz por mi cabeza. ¿Será posible hacerlas realidad?

Entonces la realidad llama a la puerta. Suena el despertador. El tiempo corre y yo (como tantas personas) corro tras él.

Pero últimamente pienso, ¿y qué hay de malo? Quizás he estado demasiado tiempo pensando en cómo organizar mi cabeza, mi corazón, mis manos, mis lápices... Tal vez está bien dejarlos así, libres. Y que cada día hagan lo que les de la real gana.

Receta de tortitas sin huevo saludables

Laura Minimalia
Receta de tortitas sin huevo saludables | dibucos

¡Hola! Hoy te traigo una de mis recetas favoritas. Sí, soy súper fan de las tortitas, sobre todo porque me parecen súper versátiles. Las puedes combinar con dulce o salado y puedes hacer la masa más sencilla o más complicada.

Creo que mi afición viene de mi madre que, cuando éramos niñas, nos preparaba montañas de lo que ella llama 'filloas' y que son una especie de crepes o tortitas típicas de Galicia (creo que también las llaman así en Asturias).

Con el tiempo, yo he ido probando y adaptando la receta. Últimamente he prescindido de los huevos porque, como te digo, las preparamos bastante y quería reducir la presencia de ingredientes con los que hay que ser comedidos, como los huevos, la sal, el azúcar...

He llegado a preparar tortitas en su pura esencia. No llevan huevos, ni azúcar, ni sal. El harina es integral y la leche desnatada. Pero no pienses ni por un segundo que son insípidas; el resultado es delicioso ¡y súper suave!

Receta de tortitas sin huevo saludables | dibucos
Últimamente estoy preparando las tortitas con harina de espelta como ésta (la he comprado en el Mercadona) y me gusta mucho el resultado

Además, el sabor lo puedes añadir a su complemento. Nata y mermelada o chocolate y helado para convertirlas en postre. Fiambre y queso para hacer enrolladitos por los que se pirrarán los niños.
Receta de tortitas sin huevo saludables | dibucos

Receta de las tortitas saludables

Ingredientes
1 vaso harina integral o de espelta
1 vaso de leche desnatada
1 pizca de mantequilla, margarina o una cucharita de aceite de oliva

Una observación sobre las cantidades
Yo utilizo un vaso normal y corriente y uso la misma medida del vaso para calcular la cantidad de harina y la de leche. Con un vaso normal salen unas 4-6 tortitas (según como de gorditas las prepares). Si sois muchos en casa o tenéis invitados, el cálculo es muy sencillo: podéis duplicar o triplicar la cantidad de leche o harina según necesites.

Una observación sobre los ingredientes
Esta es una receta súper sana, perfecta para gente que no puede tomar huevo o sal o quienes están a dieta. Si quieres unas tortitas más sabrosas puedes utilizar harina normal, leche entera (o incluso mitad leche, mitad nata líquida), huevo y una pizca pequeñita de sal y otra de azúcar, además de la mantequilla. Por cierto, también puedes añadir a la masa queso en polvo: quedan unas tortitas espectaculares y perfectas para enrollar salchichas o lonchas de jamón jork, pechuga de pavo o pollo etc.

Receta de tortitas sin huevo saludables | dibucos


Pasos para preparar tus tortitas saludables

Vierte todos los ingredientes en el vaso de la batidora y bátelos bien con la ayuda de la batidora.
Receta de tortitas sin huevo saludables | dibucos

Receta de tortitas sin huevo saludables | dibucos

Receta de tortitas sin huevo saludables | dibucos

Receta de tortitas sin huevo saludables | dibucos

Mientras tanto, calienta la sartén (mejor antiadherente).

Cuando ya tengas la masa de las tortitas preparadas, verás que es bastante líquida. Yo suelo echarla sobre la sartén directamente desde el vaso de la batidora, pero hay quien se arregla mejor utilizando un cazo o similar.

Receta de tortitas sin huevo saludables | dibucos


Antes de echar masa a la sartén, viene bien engrasarla un poco con mantequilla. También se puede hacer con tocino (el sabor final será más fuerte). O, si la sartén es antiadherente, también lo puedes hacer sin engrasar y quedará más sano todo.

Es importante dejar que la sartén se caliente bien. Cuando eches la masa, hay que ser rápida en extenderla por toda la superficie de la sartén. Yo lo hago inclinando la sartén con movimientos circulares, aunque también te puedes ayudar de una cuchara.

Receta de tortitas sin huevo saludables | dibucos

Receta de tortitas sin huevo saludables | dibucos

Después la cosa es súper sencilla: esperar a que cuaje la tortita por un lado, darle la vuelta y esperar a que cuaje por el otro. Parecido a una tortilla francesa. Y repetir la operación lo que dé de si la masa :)

Receta de tortitas sin huevo saludables | dibucos

Receta de tortitas sin huevo saludables | dibucos

Cuando tengas las tortitas hechas las podéis comer así mismo o usarlas para hacer enrolladitos o como postre. ¡Creatividad al poder! Me encantará que me cuentes cómo las preparas tú; igual me das alguna idea nueva :)


La forma más bonita de ser la anfitriona perfecta desde el primer momento

Laura Minimalia
Dibucos: lámina bienvenida a casa recibidor
 Dibucos, como todos mis blogs y proyectos, nació con afán de compartir. No siempre consigo compartir todo lo que quiero porque la generosidad y el compartir requieren de un bien escasísimo: el tiempo.

Pero muchos de los dibucos y productos que encontráis en la tienda tienen su origen en algo que he hecho para mi o para alguna persona muy cercana.

Es el caso de la novedad que te enseño hoy. Estaba hace poco pensando cómo hacer la zona del hall de casa más acogedora. Y no sólo para las visitas, sino para los propios miembros de la familia. No son pocas las veces que una llega a casa cansada, estresada, incluso de mal humor... Y el hogar es como un refugio, del que deberían quedarse fuera muchas cosas. Sobre todo los malos rollos. El mal humor. Y, en mi caso, el olor a tabaco, que me desagrada mucho.

Dibucos: lámina bienvenida a casa recibidor

Como te decía, estaba pensando en esto y me dije (típico de mi): pues me voy a diseñar una lámina que regale una sonrisa nada más entrar por la puerta de casa. Dicho y hecho.

He preparado para mi propia casa una lámina de estilo nórdico con un pequeño toque kawaii (es que no lo puedo evitar). Estratégicamente colocada en el recibidor nos da la bienvenida cuando llegamos a casa, nos hace cambiar el chip ¡y a las visitas les encanta!

Algo así no me lo podía guardar sólo para mí, así que he puesto la lámina en mi tiendita de Etsy, en castellano y en inglés, como producto descargable. ¡Espero que te guste!
Dibucos: lámina bienvenida a casa recibidor