Seguir vía RSS

Escribe tu eMail

La anti Whist List: lo que no queremos que nos regalen (o sí)

Laura La tienda de dibus
Todavía me quedan algunos regalitos por encontrar (voy un poco tarde, lo sé) y pensando y pensando me he acordado de aquellas cosas que me solían "regalar" de pequeña y que odiaba. Sí, aquellos regalos "prácticos", las cosas que hacían falta (o que siempre vienen bien) y que además te compraban en packs de tres... Porque veréis, yo soy muy fan de hacer regalos prácticos y "cosas que hacen falta" (lo practico y a mi family le hago la lista de las cosas que me vendrían bien), pero también creo firmemente que hasta las cosas más sencillas y útiles del mundo, cuando se visten de regalo, tienen que tener un plus. Un plus de estilo, de diseño, de color, de originalidad. Ese plus que hace que hasta un paño de cocina te parezca increíble.

Y esto me ha llevado a preguntarme, en estos tiempos que corren, con tanto diseño y tanta ilustración e ideas monísimas... esos clásicos de toda la vida ahora... ¿podrían tener una segunda oportunidad?

Pues aquí mi anti whist list... Esas cosas que no quiero que me regalen porque sé que no acertarán... pero que si acertasen... ¡me chiflarían!

Calcetines


Lo siento, mamá. Sí, me gusta tener básicos en el armario, que viene muy bien... pero si me compras calcetines sólo pido que tengan algo más de gracia ;P

Colonia
Dos de mis colonias de bebés preferidas: Suavinex y Nenuco 


Durante los años de mi adolescencia perdí la cuenta de las veces que me regalaron colonias varias... Farala, Azur, Anouk se repetían una y otra vez tras el envoltorio de regalo, hasta el aburrimiento. ¿Lo peor de todo? Sólo me gustan las colonias muy ligeras; si son de bebé mejor... El resto de olores acaban por saturarme.

Un libro

Mi último objeto de deseo: la vision de Benjamin Lacombe de los cuentos de Poe.

¡Me encantan los libros! Novelas, cómic, historia, poesía, album ilustrado... Pero si alguien me compra "Más platón y menos prozac" a 5 euros en un súpermercado (lo sé porque no le quitó las etiquetas de precio y oferta) y me lo regala por el amigo invisible en el trabjo, pues sí, me preocupo. ¿Doy imagen de deprimida? ¿Ha puesto tan poco cariño en el regalo que ha cogido el primer libro que ha visto sobre un montón en una mesa de ofertas del súper? Desde entonces siempre me he preocupado de hacer saber en qué libro estoy interesada... Y alguna vez ¡vaya si lo he conseguido! Porque que tres personas que no se conocen entre sí te regalen exactamente el mismo libro...¡guau!


Esos objetos decorativos

Que no, de verdad, que no necesito ni quiero más objetos decorativos de la tienda de chinos del barrio... Si crees que me va la purpurina, o la loza gruesa estás equivocada... Eso sí, si me regalas algo con un pelín de estilo y diseño, ¡no diré que no!

Ropa



En mi entorno hay un verdadero problema con los regalos y todo nace de que tienden a buscar regalos que les gustan a ellos y no a la persona destinataria. Dependiendo de quién me haga el regalo, pues puedo encontrarme el jersey más monjil o la minifalda más atrevida... ninguna casa con mi estilo...


¿Cuál es tu whist list?

Laura La tienda de dibus / The creative mind

Soy Laura Minimalia, amante del café, los animales, las cosas bonitas, la ilustración... y, entre otras cosas, la cabecita que está detrás de Dibucos. Gracias por tu visita :)

0 comentarios:

Publicar un comentario