Seguir vía RSS

Escribe tu eMail

Consejos de diseño para curriculums

Laura Minimalia
descarga gratis plantilla cv
Desde que terminé la facultad me han pedido muchísimas veces ayuda para hacer currículums. Amigos, conocidos y familia se han "aprovechado" de mi para dar un aire mejor a su curriculum y yo la verdad es que siempre lo he hecho encantada. De hecho, antes de esta dichosa crisis, más de una vez alguna amiga se "colocó" al poco de que yo tunease su currículum.

Si algo hemos aprendido los que sabemos un poquito de marketing y diseño es a "maquillar". Cuidado, no se trata de disfrazar, ni hacer ver lo que no es... Por eso hablo de maquillar. Se trata de mirarte en el espejo y destacar tus puntos fuertes y tratar de disimular los menos agraciados. Pues con el currículum es lo mismo, a varios niveles.

No me considero una experta en colocación ni nada de eso, pero como me consultan muchas veces sobre esto he pensado que podría escribir un post con algunos consejillos básicos desde el punto de vista de diseño y marketing. Sólo espero con estos consejos y trucos de diseño y marketing poder ayudarte a mejorar la estética y estructura de tu currículum vitae.

Aquí la norma es sencilla: menos es más. Cuanto más sencillo, mejor. Cuanto menos nos compliquemos la vida, mejor. Cuantos menos colorines, mejor.

Lo primero es elegir un tipo de letra adecuado. Por favor, que nadie use la Comic o Papyrus o algo parecido... ¡os lo suplico! Son tipografías poco profesionales y no las más legibles... No darán una buena imagen de vosotros. Os recomiendo tipografías seguras, como Helvética, Calibri, Arial, Trebuchet, Garamond, Times New Roman... Son tipografías fáciles de leer, limpias y elegantes. No nos pasemos con la letra muy grande ni muy pequeña. Con un cuerpo de letra tamaño 10-12 para el párrafo normal estará perfecto.

El currículum debe ser serio y profesional en la mayoría de los casos. Utilizar tipos de letra que se lean bien.


Lo segundo que está prohibido: emoticonos, símbolos raros etc. El único símbolo permitido son las viñetas para las listas. El resto, que sea texto. Recordar: cuanto más sencillo, mejor. Así que no recarguemos el currículum.

Foto sí, foto no... el eterno debate. A este respecto yo tengo una opinión muy muy personal: soy anti foto (salvo en puestos de cara al público). En los países anglosajones no la utilizan y yo reconozco que tampoco. No creo que aporte nada a mi curriculum ni a mi trabajo si salgo bien o mal en las fotos, si soy más guapa o más fea, si llevo gafas o no... Pero soy consciente de que en nuestro país es la normal general y la mayoría de las personas incluyen una foto en su currículum. Y a menudo es obligatorio. Pues bien, si lo vais a hacer, si quereis poner foto en el currículum, por favor, usar una fotografía tipo carnet, con fondo neutro, bien iluminada y con encuadre hasta los hombros. Nada de recortar esa foto de aquella fiesta o boda, por muy divinos de la muerte que salgamos. He llegado a ver fotos en los currículums donde se ve que se ha recortado las manos o brazos de amigos que salían en la foto inicial. Si no tenéis una foto de carné que os mole pedirle a algún amigo o familiar o a vuestra pareja que os haga una foto neutra (frente a una pared blanca o gris, por ejemplo), pero, por favor, fotos de bodorrio no! (esto es aplicable a Linkedin...)

Distribuid la información pensando en el seleccionador. Es decir: que haya apartados y subapartados, que los títulos sean más grandes que el texto normal, que haya negritas estratégicas... Todo esto son ayudas visuales para el seleccionador, y además nos permiten guiarle por nuestro currículum, destacando nuestros puntos fuertes y procurando que los débiles pasen más desapercibidos.

Como seguramente sabréis, hay distintos tipos de currículum para organizar la información: que si por logros, por objetivos etc. Para el común de los mortales que no podemos poner cosas como "en mi anterior empresa incrementé las ventas un 300%" o cosas así yo suelo recomendar un currículum funcional con los siguientes apartados: datos personales, formación, experiencia, competencias, informática, idiomas y otros datos de interés.

En los datos personales incluir la información típica, como nombre completo, fecha de nacimiento (mejor que la edad), nacionalidad, lugar de residencia y datos de contacto (mínimo un número de teléfono y una dirección de correo electrónico). Si sois activos en twitter podéis incluirlo como medio de contacto: dará una imagen más "moderna" de vosotros y cercana a las nuevas tecnologías. Si tenéis un blog (aunque no sea de temas profesionales) incluirlo, siempre que el tono de vuestro blog sea positivo y constructivo. Si tenéis perfil en Linkedin, AboutMe, Xing etc. incluirlo también.

Después de los datos personales yo suelo aconsejar que pongamos lo que más nos favorezca. Poner primero la formación si no tenéis mucha experiencia laboral. Y, al contrario, si tenéis muchas experiencias laborales diferentes, presumir de ellas.

Respecto a la formación, podéis desglosarla en formación académica y complementaria, que es lo más habitual. Sin embargo, yo creo que es mejor desglosarla por área. Por ejemplo: formación universitaria, formación en Ofimática, formación administrativa... Cuanto más ordenado y estructurado esté vuestro currículum mejor impresión se llevarán, por eso es importante hacer categorías y estructurar la información de forma lógica. Redactar de forma sencilla y clara. Nada de frases tipo "He cursado un Máser en la bla bla". Es mucho mejor poner sólamente el tipo de curso, el área formativa y el año.
Por ejemplo: Máster en RR.HH. Universidad tal. 2010.
Tampoco os liéis a poner todas las jornadas o conferencias de cuatro horas a las que habeis asistido: salvo que seáis estudiantes sin ninguna experiencia laboral, no os aportará gran cosa.

La experiencia profesional incluirla siempre, siempre en orden cronológico inverso, poniendo primero vuestro último trabajo, para terminar con el primero. Es un error poner vuestras primeras prácticas al principio para acabar con vuestra última experiencia laboral, que seguramente es lo que más interesa al seleccionador. Los datos que debéis incluir para cada experiencia laboral son: fecha (importantísimo), el nombre del puesto, el nombre de la empresa y las funciones o tareas importantes. De nuevo, mejor una redacción breve e ir al grano.
Por ejemplo: 2010-2012. Auxiliar administrativo en Empresa Menganita. Funciones: Envío de facturas. Atención telefónica y presencial. Gestión de la base de datos. 

Si estás preparando tu currículum para una oferta o empresa concreta sé selectivo y pon aquellos estudios y experiencias profesionales que te hagan mejor candidato. Es un error que comente mucha gente ponerlo absolutamente todo: el currículum hay que dirigirlo hacia un objetivo y la mejor forma de hacerlo es seleccionando las experiencias y formaciones adecuadas :)

Entramos en a zona "batiburrillo". ¿Y por qué la llamo así? Bueno, es la zona Ofimática, Idiomas etc. En mi humilde opinión, salvo que tengamos muchos conocimientos, es mejor juntar todo esto en un apartado. Si somos parte de la media española que como mucho sabe algo de inglés (nivel First, que es un nivel medio) y con un poco de suerte euskera, catalán o gallego, no nos conviene poner un apartado "idiomas" donde a simple golpe de vista van a ver que sólo tenemos un idioma. Lo mismo con Ofimática a informática. Otra cosa es que sepamos un montón de programas (qué se yo, Navision, Oracle etc.), en ese caso nos puede interesar destacarlo a parte. Pero si no, es mejor juntar todo este tipo de cosas en un apartado que llamemos "Otros datos" u "Otros datos de interés". En este espacio se puede incluir también si tenemos carné de conducir, o de manipulador de alimentos etc.

consejos de diseño para hacer curriculum
Estructurar el currículum con distintos tamaños de letra y negritas. De esta forma será más fácil y agradable de leer y encontrar la información: ¡el seleccionador lo agradecerá!


Las competencias profesionales son un apartado muy interesante y que pocas personas incluyen en su currículum, a pesar de que pueden dar ese valor añadido que nos distinga de otros candidatos. ¿Qué podemos incluir en un apartado de competencias profesionales? En realidad, cuestiones muy diversas. Se trata de destacar aquellas capacidades y cualidades en las que destaquemos. Por ejemplo: alta tolerancia al estrés, creatividad... O cosas más prácticas, como: capacidad analítica, elaboración de informes, habilidades directivas o comerciales, facilidad de trato con el cliente... No se trata de poner cosas al tuntún, sino de listar cuatro o seis competencias profesionales que nos definan.

He preparado una sencillísima plantilla por si alguien se la quiere descargar y adaptar a su caso concreto :)
Podéis descargarla haciendo click aquí o sobre la imagen :)

descarga gratis plantilla curriculum






Laura Minimalia / The creative mind

Soy Laura Minimalia, amante del café, los animales, las cosas bonitas, la ilustración... y, entre otras cosas, la cabecita que está detrás de Dibucos. Gracias por tu visita :)

0 comentarios:

Publicar un comentario